27 enero 2008

El Museo Nómada abre sus puertas

En cuanto se ingresa al interior de inmediato se tiene una inmensa sensación de paz. Caminar brevemente por los espejos de agua bajo las fotografías, mientras las luces reflejan la magnitud del recinto tenuemente, hace pensar que estás adentro de una auténtica obra de arte.
A lo lejos parece un templo, una mezquita o una catedral de inspiración medieval, pero el museo nómada, cuyo diseño original fue concebido por el japonés Shigeru Ban, resulta un remanso de tranquilidad en medio de la agitada vida de los que habitan la metrópoli.
La edificación de bambú más grande del mundo abre sus puertas para cautivar la atención de los visitantes y recordarles la importancia que tiene la preservación del medio ambiente. Por primera vez, luego de presentarse en las ciudades de Venecia, Nueva York, Los Ángeles y Tokio, los mexicanos podrán visitar un tributo de amor a la naturaleza en el zócalo capitalino sin pagar un solo peso.
Se trata de un proyecto monumental que ha sido conformado por el fotógrafo canadiense Gregory Colbert durante los últimos 17 años a lo largo de 55 expediciones a lo largo y ancho de la Tierra, desde los fríos paisajes de la Antártica hasta los desiertos de Egipto, Kenia y Namibia.
A partir de estos viajes ha captado lo mismo elefantes que ballenas, águilas y orangutanes, siempre en estrecha convivencia con los seres humanos, en su mayoría niños, quienes muestran su espiritualidad con una gracia infinita.
La exposición Cenizas y nieve, reúne más de medio centenar de fotografías en gran formato. En ellas, el artista manifiesta su admiración por la naturaleza, creando a través de su trabajo con la lente un lugar que se puede observar con nuevos ojos, hasta sentirse parte de su genial lenguaje estético. Sus imágenes en tonos sepia, tomadas en la serenidad de un lago o de un paisaje en el Océano Índico, son una invitación al asombro, la contemplación y la esperanza.
Al final, la insólita experiencia también queda sellada por el acompañamiento de la música, dos poemas haikú, y un largometraje que es proyectado en una sala acondicionada como si fuera un jardín zen, sobre los momentos en que fueron tomadas las fotografías.
Con una inversión de al menos 5 millones de dólares, Fundación Telmex, Televisa y el gobierno del Distrito Federal, pretenden que sea la exposición más visitada de México. Las expectativas son altas. Se calcula que sea conocida por 1.8 millones de personas y se convierta en la exposición más vista del año.

1 comentarios:

naranja dulse dijo...

realmente este comentario no va hazer nada constructivo i no lo digo por las ganas qe marcelo le a puezto al fomentar mushia cultura en este pais un poco...mas bien mediocre entero de inefastos lectores amantes de televiza i tev azteca amantes de la chapoy i etc...weno esto es triste ia qe lamentavlemente de mi wrupo de amiwos io fui la unik qe no pudo aziztir a este museo...el motivo...sewun mi ex novio ruben rodriwez reyez hibamos a pazar a vizitarlo el primer intento por hazerlo fue en bano iaq era demaziado tarde i ia lo hiban a cerra i pues las otras oportunidades q pude tener fueron empañadas por zavorez a mariwana mezcladas con alcohol i peleaz...lamento no haver ido i haber eshio una critica constructiva

Related Posts with Thumbnails